Blog

opiniones, artículos, comentarios...

CATORCE DE ABRIL, CONFINADA.

LA REPÚBLICA LORQUIANA
No hiende tu lanza este día nuevo,
que quedará así, aunque¡de repente!
un ojo santo y triangulado se ha
abierto como una brecha
de la que mana azul.
Tres esquinas que corren por encima
de mí, y se llevan mi cachito celeste
a otros lares.

Tener amigo perro en cuarentena,
es estar en la gracia de salir de
paseo, rompiendo la imposición del
grillete invisible, y ya pesado.
Una lona parlante, da voces como
humanas y estrena -otra vez- el
trabajo al que nos condenó la santa
escritura; secula, seculorum.

El rojito transporte, a las ocho,
se implica con su claxon chillón,
en aplaudir humano...
Quiero romper la norma, sin romper
con mi especie, pero, ya necesito
salir a hacer NADA, ¡bueno no!
a sentir en libre el albedrío de
ir y de venir, a donde me salga
de las ganas; a pasear la ría; a
quedar con amigos en alguna terraza:
o a andar, con mis pasos a cuestas,
preciosa carga esclava.
Daniela Bartolomé Moro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *